----RELATOS BREVES----

 
HAY QUE DECIR ADIÓS
 A E, S, A, D, A, D, F.

Entonces llegaron a mi y cuando los vi, los conocí, los quise y los admiré.
Tuve que  levantar la vista para buscarlos, quedaron fijos en mi mirada.
Bebí de sus caldos preparados y me nutrí de sus deshechos escarbando en sus migajas,  vertieron su caridad.

El paso del tiempo ha violentado al cielo y aun no se por qué. Con un portazo en mis narices, un guiñol de sombras oscuras hizo correr las ratas, en mis sueños telones alzados y pocas esperanzas.
Quise permanecer cercano hasta el final, pródigo viví el ocaso austero, el destello del rayo que nos partió en mil pedazos……..y me hice pequeño y quemado.

Gemí amargamente en cada una sus partidas y ausencia de adioses. Muy dentro de mi emanan lágrimas de incomprensión, que aun hoy, siguen apagando fuegos inmensos.

A quién recurrí nunca lograba encontrar.
Mi espacio se multiplicó acotando la longitud de los hilos del teléfono y no volví jamas a escuchar sus voces. Recuerdo que en cada paseo, mis gritos  tornaban el  eco velado en agotamiento llamándolos.

Algunos de ellos deambulan hoy por la gloria de juguete, de forma naíf se auto dibujan despreciando la felicidad.
Otros yerran sus diagnósticos limpiando culpas de forma muy cobarde.
Evocan así todos, vivir dentro de una burbuja extinta, agitando sus caras y sus gestos en cada explosión, no saben que cada estallido emula a simples pompas de jabón, que pulen la ignorancia; desidia de la vida plana.

Se obvia la realidad al consumar olvidos y traiciones, que mientras son llamados , su oído vaguea y sus labios silban, disimulando no saber nada.

Me da igual Polonia que Madrid o Albacete, México me da igual que Málaga, tanto me da un plantón en el aula vacía, como Algeciras inserta en Chicago. 
Desprecio es obligar a la espera, sabiendo a posta que nunca se ha de retornar para un encuentro.
¡Aguardé tantas veces!

Por ser vulnerable hoy, sucumbo al vacío de todas sus intenciones y cansado, me dejo vencer por sus huidas y silencios, despavoridos , incomprensibles, y es que…. el que adoleció ayer de algo, observa hoy las batallas oteando a la altura de las cejas, sin levantar un ápice más la vista, impávido.

Atrás quedaron las reverencias de mis admiraciones y mis ojos inmensos abiertos de curiosidad.
Ya vieron lo que tenían que ver.

No morir debo más.

Entonces, que mis paseos gocen los atardeceres y adivinen cómo se levantan los soles de cada día.
A su lado, al de todos, obligo a mi ojo a enfocar.
Ellos me auparon al cielo, vistieron mi desnudez externa, únicamente para mostrarme su senectud al galope.
Pero hoy todos somos calvos, canos, gruesos, infelices nos vamos desvaneciendo.
Mientras, yo no paro de llorar y no se porqué.


13-7-2014 , 23,45h.
Este ciclo ha quedado cerrado definitivamente.
Todo lo que surja de esta consecuencia, será un nuevo periodo para vivir.


---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------- 



"EN CIRCUNSTANCIA FUNESTA DOS ES UNO DEBAJO DEL SUELO"
(Siete micro relatos complementarios)

1
Solo.
Paupérrima criatura perdida, agazapada en su protección.
Se somete a una lucha encarnizada, resignación a la guerra.
Solicita del aire un movimiento benévolo. Cedo mi espada.
Cuestión de prosapia.

2
¿De qué sirvió alzar la vista al paso del otro?
Como Juego macabro postró debilidad a la zarpa,
así en la caza lloramos afligidos.
Hinchado el cuerpo de sangre amarga.
Abrazándote lavo el desdén.

3
Esta historia que retumba en las antípodas.
Pies que han hincado los talones en el cuello,
mi cuello… hundido en el núcleo, arde arrancando el odio.
Cremación del opuesto que invierte la llama.
Y…extraviado estoy.

4
Soporto el advenir desorientado, clamo por una orza de aceite suave.
Deseo ahora discurrir ecuánime… en un bombardeo de nobleza.
Sintonizar con los ilustres elementos.
Quise y quiero.

5
Doto su actitud negada, disuelta, de impávidas fotos para el recuerdo.
Miro atrás, ojos cansados en calma, lejos del dolor.
Es la hidalga palidez del gesto moribundo.
Confunde piedad, ternura y lágrimas.

6
Espero lo que viene, destino inapelable.
añicos la voluntad con caos certero.
Queda asumir, del dedo,
que en solaz señala a quien somete nacer y morir.
Mano poderosa, viva imprevisible.

7
Procuró su mal, escupió en él.
Cagó en su dignidad. El ínfimo se ahoga sin comprender.
Seña clava el sino, sin incrustar el inferir funesto; fue el destino el que dañó.
Hoy dos es uno debajo del suelo.

Verano 2012

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

"ES EXTRAÑO. NO MIRES ATRÁS"

Recuerdo que vi una claridad llena de impresiones.
Del primer haz de luz saqué un grito que llamaba a concluir la tiniebla.

Apenas sumido en esta realidad, acepté la avalancha de pensamientos que debía recomponer. 

Unos ojos ávidos miraban este desorden. 

Me contemplaron sin conocerme, se apresuraron a cuestionar mi silueta estática. 

El lugar quedó sellado. Inerte retorné al mar, retrocedí hacia un estado melancólico, y me fui alejando en una progresión cruel, con desgana. 

Por suerte comenzó una lluvia. 

Bombardeo de preguntas que no sabía contestar. 

Me zambullí así protegiéndome: 

¿Por qué alcé el vuelo hacia el vértice alto de un edificio inmenso? 

Inmediatamente comprendí que nunca lo sabría. 

¿Por qué fui cazado? 
Ahora sé, que por dar sentido justo al final que construí. 
¿Volví la cara alguna vez para calcular la distancia que había entre mis perseguidores y yo? 
Si, miré hacia atrás, mientras más de mil lenguas relamían mi piel salada. 
¿Cuándo? 
Recién acaban de hacerlo. 


-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------





"ESPERA Y DECISIÓN"


Todos los seres humanos permanecimos sentados durante unos instantes.
Ninguno de nosotros arribó su voluntad para confiar en el suelo que nos soportaba;

se divagaba sobre el motivo de la larga espera .

Unos parecían nerviosos y excitados y otros esbozaban sonrisas inquietantes.
Carentes de decisión, nos distribuíamos en grupos radicalmente opuestos.
Cada cual indujimos nuestros afanes a conseguir la fuga al precio que fuera.
Supimos por un rumor que íbamos a ser sometidos a una tarea de gran calado.
Nadie quería permanecer allí.
Del horizonte entreabierto escapaban imágenes nubladas, confusas.
El perfil liso de la distancia, propiciaba disparar un aluvión de temor al espacio ocupado.
Los oídos captaban el grito de la llamada, seduciendo cada intención,

pero nadie obedeció decididamente ninguna orden, ni supimos descifrar los idiomas.
Nos mirábamos frunciendo las arrugas de la desconfianza,

un humo oloroso disipaba la benevolencia de los pensamientos,

mientras se avivaban los parásitos invisibles.
No se comprendió que algo trascendente estaba ocurriendo.
Una figura mayestática iba creando su contorno entre el caos , la bruma y la división.

Como un fantasma se erguía procurando el terror de los presentes.
Todos coincidimos en el miedo.
Los cobardes reptaban eludiendo mirar.
Sin embargo, algunos encarábamos la estancia queriendo permanecer.

19-9-2010




-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------







"GILDA Y GILDA"

Hay cosas inexplicables. Las relaciones personales suelen andar en estrecheces por el laberinto emocional.
Cuando conocí a Gilda no podía imaginar que era dos personas.
Su apariencia frágil deambulaba por la imagen que quería proyectar de si misma.
Nos sentábamos juntos a arreglar el mundo sin saber que éramos tres.
Ella contaba con la seguridad de mi disposición constante, de mi entrega extraía ecuaciones sobre el pensamiento, nunca comprendí los desenlaces de este vínculo descompensado.
Gilda se mostraba ante mi como una mujer experimentada, aunque yo sabía que sus debilidades delataban un anclaje firme en el pasado. Posiblemente acarreara los desechos mundanos de los perfiles mas depurados como persona.
Tenía la facultad de imaginar las mismas locuras que yo, reíamos en el mismo mundo, pero nunca lloramos en el mismo espacio.
Todavía recuerdo que mis confidencias nunca desencadenaban la dirección inversa. Cuando acudía desolado a ella, jamás descolgaba el teléfono.
Así vivimos años, corriendo voraces a dos velocidades distintas.
Gilda siempre procuraba mi inmersión porque le proporcionaba una vista panorámica.
Cuando en un arrebato de jugar a diosa, me quiso inventar como actor en su universo, yo ya estaba creado para tomar otro camino. Le expliqué que las acciones y voluntades, a veces responden a cosas necesarias y siempre acarrean consecuencias.
Decepción, caos. En su llaga abierta supuraba orgullo y recelo, nunca me perdonó que estuviera vivo desde mucho antes, tampoco soportaba que yo hiciera de esto un leve acontecimiento.
Reconozco, que posteriormente fui muchas veces a reunirme con ella en el frío de sus desdenes, no me importó.
Hoy, aun sigo llamándola a voces con el convencimiento de ser escuchado y la certeza de que descolgará el teléfono algún día, se esperar.
La otra Gilda no es diferente, mis muestras han sido las mismas y sus miedos también.
Apareció en el luto que guardaba de la anterior.
Sus mejores cualidades estaban guardadas en un laberinto encriptado de incógnitas, aunque nos reconocimos al primer contacto como seres muy cercanos.
Nunca prejuzgué ni previne en base a mi experiencia anterior. Mis prendas seguían siendo las mismas y su persona provocaba el viento que me infundía los comportamientos más expresivos.
Gilda iba sorteando dos espacios a duras penas, periódicamente hacia paradas y me invitaba a café. En los posos se dilucidaba el futuro, aunque no tuviéramos la facultad sobrenatural de interpretarlos.
La misma catapulta lanzó el motivo de ruptura, impactando una noche entre más de una dosis de cerveza. Había una diferencia con el pasado: el caudal del líquido amargo espumoso, labraba los gestos de un abrazo posterior que empezó a crear universos. Nunca seremos conscientes de los caldos indisolubles que bebimos.
Tras esto, ella partió ciega, a correr en una fuga apresurada, confundida, sin comprender que yo jamás sometería nuestra relación a la explosión de un acto sexual, no entendió que nunca hubiera profanado un lugar acotado por la magia.
A veces, ahora, Gilda aparece como una niña jugando al escondite y al igual que con Gilda, me procuré una morada cómoda en una estancia diferente donde recostar el fracaso.
Hace pocos días me ha invitado a celebrar un encuentro y estoy dispuesto a sortear el paraje profundo de nuestras distancias.
Cuando la divise viniendo desde lejos no habrá panorámicas, solo quiero sentir el calor del abrazo que fundimos y aceptar nuestras determinaciones huidizas.
Gilda nunca será una sola y yo jamás podré ser dos.

8-7-2010


------------------------------------------------------------------------------------------------------------------



"LA NIÑA CON PODERES DETENIBLES"

Nació en el seno de una familia feliz, sus padres la esperaron impacientes.
La exclamación fue unánime al observar su carita. Una bienvenida había señalado el punto de partida.
Creció los primeros meses entre las perfumadas sabanitas, frescas por la estación invernal.
Nunca lloró su desasosiego ni infundió penas, los Ángeles son así.
Los trozos de felicidad inmensa los repartía con generosa igualdad.
Hizo viajes profundos por las sendas de su hogar y fue madre de sus padres.
Su cuerpo se movía poco en el espacio,
pero sus ojos tenían la fuerza suprema que transportaba diariamente fatigosos obstáculos.
Sus manitas se dejaban caer levemente por su peso material ,
dirigiendo una maravillosa música, audible sólo por los elegidos.
Ejecutaba así la magia pura, imponiendo la velocidad de los acontecimientos.
Nunca se paró el tiempo para ella, para los demás se abría un abismo.
El día de su partida se mostró inquieta, los sueños se realizarían.
Desolados quedaron sus seres queridos.
Estos no alcanzarán nunca a comprender el motivo del adiós.
Se limitarán a llorar su despedida mientras vivan,
sin comprender un ápice de lo ocurrido….
y es que la niña con poderes detenibles paró la inercia de la sinrazón.
Su paso se mantuvo dejando atrás a los pobres incipientes.
Ella camina hoy ávida por un sendero mucho más ancho y perfumado.
El haber vivido tanto en tan poco tiempo, le da la cualidad de aguerrida.
La ventana solo transluce el paisaje detenido por su poder ,
paisaje que solo pueden contemplar quienes la conocieron.
Ahora todos juntos como bobos, esperamos el leve movimiento en las copas de los arboles,
señal inequívoca de reencuentro………….de amor en progreso desde este plano frio,
tan pobre y tan pequeño.






- A mi hija Basilisa, desde este ínfimo mundo. 
8-7-2010
  




----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------



"LA RETAHÍLA MÁGICA"

"Pipirigaña , la mota lagaña, un cochinito bien pelaito ¿Quién lo peló?
La pícara vieja que esta en el rincón".

Esta era la retahíla que sonaba con ecos en los patios frescos, tirando del sofocante verano. 

Cuando se abría la cancela se escuchaban músicas de rozamientos oxidados. Verja con goznes de oro. 

Pensamos que las influencias de los lugares que pisamos, trascienden a la memoria creando una ensoñación , así de vital. 

Al apuntalar las puertas por las noches, también se encerraban las esperanzas. 

Como si tuviéramos la obligación de concluir que la primera fase de la vida, en los primeros años, postergaba el futuro a un tiempo lejano y apasionante. 

Cuanto más joven, más puros y más eternos. 

Aglutinar los compuestos alquimistas de la exuberante niñez , se creía una quimera inalcanzable. 

Nadie reparó en que la solución de la fórmula era demasiado fácil. 

A veces, nos prodigamos en complicadísimas combinaciones. 

La juventud volvía sin pereza cuando sonaba la retahíla : "Pipirigaña la mota lagaña , un cochinito bien pelaito ¿Quién lo peló?.........." 
La pícara vieja jugó a despistar desde su rincón fresco, instalado en los patios. 
No nos dejamos sofocar por los veranos en los que invertimos un tiempo precioso. 
La niñez siempre vuelve cuando desapuntalamos las puertas y al cochinito le crece el pelo. 

8-7-2010
 


---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------



"LA VIRTUD ABSTRACTA"


La señora hablaba muy versado. Sus eses parecían silbidos de serpiente. 

Tenía el pelo cano y los ojos de gato. Quería ser grandilocuente y cruzaba sus piernas al sentarse. Sólo dirigió una mirada hacia mí, aunque jamás me hablo ni escuchó mi voz. 

Recuerdo su apellido filosofal, sus pantalones a la moda y la veneración que le profesaban. 

Le creían sabia y le guardaban siempre su asiento. 

Sus gafas bailaban danzas de enjundia en sus propios dedos y chupaba el extremo de la patilla, segregando una saliva igual de babosa que la de cualquier mortal. 

Creo que buscaba alguna cualidad extraterrenal, cuando miraba no veía. 

He vacilado al nombrarla, he sucumbido al procesar sus gestos. 

Lánguida riqueza de avatares constantes. 

La mujer rica también pisa el suelo pobre. 

Los ojos siempre se clavan en la virtud abstracta. 


 ---------------------------------------------------------------------------------------------------------------

 


"MÁNDAMELO A ESTA DIRECCIÓN"

Debajo de la mesa camilla me construí el hogar,
el hule cubría a veces, protegiendo del frío y la lluvia.
Cuando llegaba el estío, los veleros fondeaban las playas,
invitando a cegar de luz los anhelos recurrentes.
Siempre suscitaban mundos maravillosos al olor de la remembranza.
Con decisión, yo corría a verter el ímpetu sobre las vías del tren,
que se escapaba cada media hora……
las chapas de botellas en los raíles hacían descarriar las ilusiones.
Los paisajes se habían congelado en pleno mes de Agosto.
Por recordar, avivé lo más sutil de la estancia en la vida eterna, y aun así,
me dispuse a esperar morir.
Siempre permanecí bien abrigado al calor de las brasas de la copa,
humo ritual y calor ceremonial de cara al desamparo.
El olvido no para de crecer al lado del pozo,
mientras, no ceso de sacar el líquido elemento arriando un cubo.
Así se oían los gritos que rompían mi voz:
¡El agua es vida! ¡Recordad!¡Agua limpia detergente del alma!
Hoy hay mucha ausencia y una sola esperanza:
Realizar el viaje que permita pisar los lugares que existen en los sueños más profundos.
Longitudinal paralelo de la cuerda portadora, que tanto había bregado en el pozo.
Agujero negro que engulle el pequeño recinto redondo que cubría el paño de la mesa camilla.

Julio 2010




---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------




"NO ES SUEÑO. TODO ES REAL"


Desperté cansado. El volar toda la noche me había hecho aumentar la longitud de mis alas, por eso se desplegaban para aliviar mi peso.
Tomé carrera para alzarme sobre el acantilado, el viento imaginativo me prestaba los lugares que visité.
Volé sobre ríos turbios de caudal ajeno, figurándome ser una rapaz de afiladas garras atrapando el tiempo, creo que me alucinó el espacio onírico o la altura.
A través del ventanal abierto escapé y vi a un dinosaurio con cabeza humana del que todos se reían, sin adivinar que sería un salvador de niños. Recuerdo perfectamente como tiraba piedras cuando le aplaudían, sin quitarse el pitillo de los labios. Alguno de esos proyectiles debió abrir brecha en alguna cabeza.
Fue un loco con moto el que me salvó del vagabundo que me perseguía.
Robábamos unas cuantas fresas de las macetas, y mi hermano se comió todos los patitos que posaban en los pasteles de merengue.
Mientras, alguien agonizaba postrada con la pierna en alto; yo empezaba el día volando a ras del suelo, atravesando con mi inocencia ese lecho de muerte…..escondiéndome debajo de esa misma cama. La pasión por vivir me invitaba a un viaje al fondo del mar, pero no se puede respirar debajo del agua.
Ahora soy protector de mis descendientes y de algunos ancestros aglutinados todos en forma de cenizas dentro de mi casa.
Sólo han cambiado algunas pequeñas cosas:
En el presente opto por sustituir mi coche cuando no puedo ser transportado por culpa de la avería que cuesta un riñón reparar, y además, noto que cuando me odian, vuelvo a nacer tantas veces como males me desean.
No paran de pedirme explicaciones quienes nunca me saludan.
El volar ahora toda la noche, me hace desgastar el perímetro de mis alas y así menguan. Mi cuerpo aumenta de volumen convirtiéndome en un gordo seboso, preso del pecado de gula, bebiendo compulsivamente sandía licuada.
Sueño reparador. Por esto y algunas cosas más despierto tan cansado. 



-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------



"ADÍOS"

Mañana iré al médico, no me encuentro bien.
Después de desayunar haré mis maletas,

colgaré una nota de tareas en la pared vacía y me dispondré a beber de la jarra .
Engullí un bocado de la última tempestad y los vientos se nutren con mi vida .
La velocidad de las imágenes apremia.
Saldré a las siete, como cada día.
Montaré en cólera y con indignación sostendré mis últimos equilibrios.
Una existencia es poca vida para albergar la comprensión de lo sublime.
Encanto de la inocencia….. asumo estar consciente ahora.
Mañana toco a mi fin.
Mis pasos fueron los vaivenes de un árbol cortado ahora,

pero volveré crecido ramificando.

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------



"UN SOPLO DE AVERNO"

Preso de un remolino que absorbe, succionado me someto a un inolvidable paseo.
Diestra y siniestra ofrecen interés a mis ojos curiosos.






No hay comentarios:

Publicar un comentario